lunes, 30 de diciembre de 2013

El conflicto de la luz

Prometeo y el fuego


A modo de introducción: con  nivel macro me refiero a lo supranacional y transnacional, como el calentamiento global; nivel meso a los gobiernos y empresas y nivel micro a las redes sociales y medios de comunicación. Y el orden no es diacrónico o histórico sino sincrónico esto es que todo está ocurriendo al mismo tiempo.
Análisis
Los expertos consultados sobre la crisis energética, ( Fernando Krakowiak, Página 12), fueron ocupando diversos cargos en secretarias de energía durante la época ganada es decir la democracia. Todos coinciden en coro: hay que aumentar las tarifas. Desde el gobierno se insiste en culpar a las empresas prestatarias, EDELAP, EDENOR, EDESUR 
“Si no están en condiciones de prestar el servicio, tienen que notificar formalmente al Estado que no están dispuestos a ejecutar el contrato en esas condiciones”, sostuvo Capitanich, jefe de Gabinete. (Nivel meso)
El ministro de planificación nacional  De Vido, lleva agua (no luz) para su molino al afirmar que los apagones son por el mayor consumo de los ciudadanos  y por falta de  inversión de las empresas en el parque energético. Debería agregar además por falta de  previsión y de gestión del estado.     
Desde las empresas, al contrario culpan al gobierno por las tarifas subsidiadas.   
Por otro lado se hace hincapié en la ola de calor única y los ambientalistas remarcan que el calentamiento global, es por el uso de las fuentes de energía, la contaminación, la tala indiscriminada de los árboles (Nivel macro)
La voz grabada de EDESUR, indica los pasos para hacer el reclamo y te pide nº de Nis “lo encontrará en el margen superior izquierdo, resaltado en negro”…luego te dice si tienes baja tensión o corte de luz en “su” suministro y el tiempo aproximado de resolución de la falla: agregando para tranquilidad del indignado y sufrido usuario: “el reclamo será derivado a nuestras cuadrillas. Y esto es muy preocupante porque:   
   “Cuadrilla,  proviene de la costumbre militar medieval de dividir un batallón o una hueste en cuatro partes para repartir el botín”. (el castellano.org). En este caso sería, transformadores, lamparitas, cables de media tensión y cualquier otro botín relacionado con el acto de dar luz.
Esta etimología incluye a los empresarios que van rotando en la responsabilidad o mejor en la irresponsabilidad en la gestión de la inversión en obras, con la vista gorda de los gobiernos de turno. Y sino ¿Dónde estaba el secretario Daniel Cameron en medio de las protestas por los cortes de luz y los muertos que ya ha provocado la crisis estructural? Jugando al golf en un country de Pilar.   
Desde las redes sociales, (nivel micro), instan al uso responsable de la tecnología http://redsolidaria.org.ar/.
Una caricatura  del humorista Daniel  Paz, en Página 12, divide aún mas a los argentinos al echar la culpa de la falta de energía al consumo de la clase media ridiculizándola sin más, olvidando que los mas afectados son las personas del conurbano y de las villas, quienes por otra parte, no tienen voz ni imagen en los medios de difusión masiva con lo cual la caricatura no refleja esto que pasa.         
El rol de los medios de comunicación debe ser responsable y no cometer desmesura, como sin duda lo es el  caso de Noticias al trucar una foto de la presidente desnuda, que entonces tiende a enrarecer el clima de discordia en lugar de la concordia y que además ofende y es una clara violencia de género.     
En el medio de este esta desmesura de los responsables (empresas prestatarias, políticos, opinólogos ex gestores en el rubro, ciudadanos corruptos de buen pasar y que no renuncian a los subsidios, jueces corruptos comprados por el poder que cajonean expedientes con multas a las empresas, entes reguladores que no regulan, secretarios de farándula, empresarios avaros y corruptos),  los ciudadanos rehenes y chivos expiatorios de la violencia visible: los cortes de luz y los trastornos que ponen en riesgo en ocasiones la vida de las personas, la violencia cultural, que legitima a la violencia estructural (ganancias de las empresas que no invierten un mango, políticos que salen a la palestra cuando todo se incendia o sea demasiado tarde). (Clasificación de la violencia según el triángulo de Galtung
Conclusión: 
El conflicto de la luz o la abundancia de la sombra, tiene esa paradoja, que Aristófanes un comediante ateniense en el 414 aC. estrenó con el nombre de las aves. Si bien no se trataba de cortes de luz sí de la situación política de aquel tiempo y lugar: dos amigos se van de Atenas, por “la inseguridad y los pleitos alentados por los sofistas" y son guiados por las aves. Ellos las convencen de suplantar a los dioses y fundan una ciudad en las nubes, entre el cielo y la tierra o sea un piquete por el cuál no llegaba el humo de los sacrificios a los olímpicos, situación que hizo que  Zeus (el poder de los soberanos), envíe a Hermes para negociar con los piqueteros del aire.
 Antes que Hermes van a ofrecer sus servicios algunos personajes parásitos de la sociedad como un vendedor de decretos oficiales y un delator.
Un personaje benefactor de la humanidad, Prometeo que roba el fuego (la técnica y la luz para la raza humana), sube a negociar para que las aves recapaciten y lo hace  escondido bajo un paraguas para que Zeus (poder) no lo vea.
(Prometeo había robado el fuego para sus amados humanos, fue el gran benefactor de la humanidad, pero decanté por la comedia como metáfora de la tragedia de la luz  que estamos viviendo)
Llegó el momento, para que los ciudadanos nos mostremos a la luz, sin parasoles,   indignados y reclamando en moral y en justicia por el derecho humano a la luz junto a los poderes democráticos que tan caro supimos conseguir.
 Quiero significar con esto que no precisamos de un nuevo Prometeo, sino de una nueva ética de la responsabilidad, de una bioétia empírica o lo que es a una bioética jurídica la cual determina aquello que debe ser,   y una ética del diálogo entre todos los sectores para un fin solidario como el cuento del reyezuelo, aquél pájaro que, frente a la oscuridad de la raza humana voló a conseguir el germen del fuego y al volar cerca de la tierra, presa de un entusiasmo por el logro, apuró las alas y se incendió. Todos los pájaros le cedieron una pluma al buen reyezuelo, que pudo así emprender de nuevo el vuelo. Todos menos el búho, quien por su falta de solidaridad, no cedió su pluma y quedó condenado a volar de noche. (Séchan el mito de Prometeo, Eudeba). Un buen escarmiento para la falta de solidaridad y la avaricia.  
Brindo entonces porque este año nuevo, haya más humanos que imiten la solidaridad del reyezuelo, por la recuperación del tejido social, por una mejor difusión de los asuntos públicos en los medios y  por una ética de la responsabilidad empresaria y política.
“Seré un soñador pero no soy el único”…John Lennon.                 
Marcelo Ocampo
30/12/2013
              

1 comentario:

Iván Yubero dijo...

Marcelo, excelente análisis. Yo siempre me pregunto si en algún momento nos sentaremos a pensar en solucionar los problemas en vez de "tirarle el muerto" al de al lado como en el medioevo. A veces hasta pienso que es mucho más fácil hacer las cosas bien. Un saludo.

Publicar un comentario