domingo, 14 de diciembre de 2014

EL JARDÍN DE LOS MONSTRUOS O EL MANJAR DE LOS DIOSES. (Drogas II)



Ni la amapola, ni la mandrágora, ni todos los jarabes somníferos del mundo, te podrán medicar hasta alcanzar aquel dulce sueño que poseías ayer”.
Ibid - Sc. 3. - Othello - Shakespeare


Introducción

Este análisis mitológico, religioso y etnobotánico, pretende ser un artículo sobre el uso de las drogas en los pueblos llamados arcaicos, partiendo del paleolítico, llegando al neolítico y rescatando las fuentes magníficas del gran poeta Homero y las religiones mistéricas de la antigua Grecia, hasta la religión monoteísta y la relación con una alianza etnobotánica y un paraíso perdido, teniendo en cuenta que en todas las religiones, hay un proceso cosmogónico de creación del mundo, luego las cosas que forman el mundo y luego la raza humana o de los “efímeros” que extrañan aquel paraíso perdido o edad de oro. En este contexto, se hará referencia al uso de las drogas y a la alianza etnobotánica con plantas enteógenas y extáticas. Una aproximación que debe tenerse en cuenta para legalizar o para prohibir el uso de drogas en nuestro tiempo.                   

Hongos, religión, etnografía 

Psilocybe cubensis éntheos (ἔνθεος) o enteógeno significa "(que tiene a un dios dentro)", neologismo acuñado por  Wasson y el principio activo aislado por Hoffman  
La psilocibina es un alcaloide alucinógeno que se usó en el paleolítico y en el neolítico superior.    El Psilocybe cubensis es un hongo estercolero, coprófago, gregario; y sus esporas germinan en el estiércol de rumiantes (vacunos y no vacunos), en lugares soleados
La cultura natufiana (cabeza redonda) o protopaleo, y en las ruinas del altiplano de Tassillli, están ligadas al conocimiento del hongo psicoactivo, como el hongo minoico.
Extrañamos el paraíso el Edén, la edad de oro de las culturas arcaicas. (etnografía)
Había una alianza etnobotánica y  una cultura de la fraternidad entre la comunidad arcaica, donde el tiempo era circular, no lineal y hombres y mujeres vivían en armonía en un culto a la diosa madre, rupestre. Había chamanas y luego chamanes y esto está en las fronteras o en la página considerada “negra y primitiva por la cultura científica positivista.
El antiguo soma védico es el hongo amanita muscaria mezclado con Cannabis sativa
(Wasson)
En la América precolombina hay evidencias acerca del uso del peyote y otras drogas por cuestiones religiosas y chamánicas.
 
Eleusis, Asclepio, rockeros:

Los misterios eleusinos en Eleusis, a 20 Km de Atenas, era practicado como ritual para no tener miedo a la muerte, era secreto, no se podía revelar lo que pasaba ahí.
Desde hombres filósofos como Sócrates hasta héroes como Heracles, habían sido iniciados en los misterios. Se usaban, entre otros recursos “rockeros” (con énfasis en la psicodelia de los años 60),  humo, música, canto y drogas.
El hongo Claviceps purpúrea que contamina el centeno en los misterios de Eleusis era el precursor del LSD. (LSD y Cannabis sativa abren los ojos y la conciencia en la experiencia psicodélica, Sargento Pepper como ícono)
Los que iban a iniciarse debían ayunar luego de comer una torta o Pélanos y beber  el kykeon, la bebida que tomaban los iniciados durante los misterios, para romper el ayuno. Esta bebida estaba compuesta, según diferentes recetas, de agua, un cereal como cebada, trigo o centeno, y hierbas. La hipótesis original de  LSA (amida del ácido lisérgico), fue propuesta en le libro El camino a Eleusis, por el micólogo y antropólogo Robert Gordon Wasson, el químico Albert Hoffmann y el helenista Carl Ruck.   

En el templo de Asclepio, dios de la medicina,  también se usaban drogas y ensalmos o epodé (palabras curativas y ensalmos como un decir placentero).
Hipócrates, el padre de la medicina, era un asclepíada que curaba mediante la técnica y mediante  los métodos de Asclepio, revelados en la cueva de Magnesia por el sabio centauro Quirón. 
En la Creta mioica hay referencias a uso de hongos extáticos   
En la avispas de Aristófanes, dos esclavos intentan escapar de su humillante condición bebiendo una pócima llamada “sabácea”, que provocaba un “cabeceante sueño persa” inducido por la bayas de mandrágora. Sabácea un epíteto de Dioniso el dios del vino y de las bebidas espirituosas. 
Otra evidencia de la importancia de los hongos en la antigua Grecia proviene de la etimología de la palabra Micenas, que proviene de Mykes. (hongo)

Hechiceras famosas: 

En la antigua Grecia: Helena, Circe, Medea, eran expertas en el uso de las plantas alucinógenas. En la Odisea por ejemplo el Nepente (opio)  que usa Helena para aplacar las penas de Menelao y sus compañeros, luego de una hecatombe y libación de vino que les provocó un  inconsolable llanto por el recuerdo d las pérdidas en la guerra de Troya...
Circe que encantó a Odiseo y  metamorfoseó a sus compañeros en cerdos.
Hermes, que no es un hechicero, ayuda a Odiseo a arrancar la hierba moly que protegía contra los encantamientos de Circe. 
Medea, princesa de la Cólquida, por amor a Jasón, primero lo unta con una poción mágica que lo hace invulnerable al fuego y luego colabora con el robo del vellocino de oro, duermiendo mediante encantamientos y uso de hierbas al dragón que custodiaba al vellocino de oro. Jasón vuelve a Grecia con Medea. (ciclo de los argonautas).   En clave de psicoanálisis, el dormir al dragón para robar el vellocino es la pérdida de la virginidad de Medea. (Martinez Berlbel)    
La saga continúa con Eurídice, Creusa y   Perséfone, vírgenes que al agacharse para recolectar narcisos (hongos) son raptadas por Hades el dios del infierno quien desposa a Perséfone.                           

La Biblia  y Eva ¿Manzana u hongo? 

En el Génesis se habla metafóricamente de un árbol del bien y del mal y de una serpiente, pero esta serpiente, colabora con Eva, para el robo de las manzanas.
No como Las Hespérides que daban de beber agua a la serpiente muerta luego por Heracles. (Los argonautas las vieron llorar y hacerse polvo)
Si a Eva “se le abren los ojos” una nueva conciencia se abre también, esto es propiedad de los hongos y no de la manzana.
Eva se ve desnuda frente a Adán quien también come del fruto del árbol o sea, el hongo y Dios los castiga arrojándolos del paraíso a la Tierra, a ver si todavía comían del árbol de la vida y había no UN DIOS, sino todos dioses.
En este lugar del relato una cosmogonía monoteísta implacable, coincide con una politeísta. Como Zeus, Dios se saca un quilombo de encima, en el primer caso con la guerra de Troya, en el segundo caso con arrojar a la raza humana fuera del paraíso.


Conclusión:

Desde el paleolítico hasta el neolítico tardío, hubo fogón y caldero, drogas usadas en ceremonias  y un culto a la madre diosa. La propuesta es entonces una educación en el  uso de las drogas como una nueva alianza y no una represión del consumidor, sí una represión al narcotraficante y su malsano negocio. No es una “solución al problema” sino una visión de etnográfica de alianza etnobotánica,  que sería de utilidad para no caer en las trampas del dualismo de la razón en el asunto de la legalización en el uso de drogas que de prohibición ya ha fracasado y  que de  hecho en nuestro medio,  está liberara. Imagino los  posibles escenarios en el uso racional de drogas: un  jardín de los monstruos, un manjar de los dioses o una recuperación del paraíso perdido. 


Fuentes:

1 Elíade M. El chamanismo y las técnicas arcaicas del éxtasis. 2009. FCE:.
2. Homero. La Odisea. 1981. Biblioteca Edaf .
3. Garibay A. Aristófanes, las 11 comedias. Porrúa editores.
5. McKenna T. El manjar de los dioses. 1993. Paidós contextos.
6. Ocampo Marcelo. Despenalización de las drogas: El jardín de los monstruos y el manjar de los dioses.
http://elbaculodeasclepio.blogspot.com.ar/2009/01/despenalizacin-de-las-drogas-el-manjar.html
7. Wasson G, Hofmann A, Pruck C. El camino a Eleusis. 1995. FCE.
8. Yevzlin M. El jardín de los monstruos. 1999. Biblioteca Nueva. 
                      

2 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada